Medio Ambiente La Reina

Medio Ambiente La Reina

Clima y Aire

La ubicación de la comuna condiciona sus características climáticas, entregándole una homogeneidad, caracterizada por un “Clima Templado Mesotermal Semiárido”, con veranos calurosos y secos, con una estación seca prolongada de 7 a 8 meses, e inviernos fríos que concentran las precipitaciones durante los meses de invierno. Esta condición se debe principalmente a la ubicación de la comuna en las siguientes tres zonas climáticas :

1. Piedmont de Santiago
2. Precordillera Andina
3. Valle Central

La temperatura máxima media mensual en el verano (enero) va entre los 24,8 º C y 29º C según las zonas climáticas, mientras que Julio es el mes más frío con una temperatura mínima media mensual que va entre 14,1 º C a 10 º C. Las lluvias son ciclonales y se ven exageradas por efecto del relieve, de tal forma que la cantidad de precipitaciones crece notablemente con la exposición del relieve al aumento de la altura. Las heladas son irregulares en periodicidad e intensidad, con un periodo libre de heladas de 242, 210 y 170 días para las zonas climáticas 1, 2 y 3 respectivamente, y un número de heladas de 15, 24 y 50 para las mismas zonas climáticas (*2).

En general las condiciones de clima son buenas y permiten el desarrollo de múltiples actividades productivas, sociales, recreacionales, sin presentar limitantes importantes, siendo óptimas las condiciones en las estaciones de primavera y verano para realizar actividades al aire libre.

Respecto a la calidad del aire, en general no existen mayores problemas de contaminación, comparado por ejemplo, con algunas comunas vecinas de Santiago, siendo un aspecto positivo para los habitantes de La Reina. Al respecto cabe destacar que en la comuna existe una ordenanza sobre el tema, que prohíbe la utilización de chimeneas de hogar abierto y equipos calefactores a leña, que no estén provistos de sistema de doble cámara de combustión o mecanismos de captación de partículas, que aseguren cumplir con niveles de emisión similares a los equipos de doble cámara, destinados a la calefacción de viviendas y de establecimientos públicos y privados.

Tal vez el único problema de contaminación del aire se refiere a las fuentes móviles, es decir, a los vehículos que transitan por la comuna, especialmente los vehículos de transporte en las vías principales, en ciertas horas y épocas del año, debido al levantamiento de polvo y emisiones de gases. Esta situación no se encuentra estudiada ni cuantificada, es un problema emergente, pero de menor importancia relativa en la comuna.

Respecto a la existencia de fuentes fijas en el Parque Industrial, se tiene que el 95% de éstas se encuentran en la categoría de inofensivas desde el punto de vista del control de sus externalidades, por cuanto no significan un desmedro del medioambiente, cumpliendo con las normas definidas de calidad del aire, ruido y residuos de sus procesos.

(*1) Fuente: Diagnóstico Turístico I. Municipalidad de Padre Hurtado, 2006.
(*2) Fuente: Plan Maestro de Manejo para la Conservación Parque Precordillera de Santiago.

Recursos Hídricos


La comuna de La Reina no cuenta con recurso hídrico de magnitud como un río que la atraviese. A pesar de ello, el principal origen de las aguas son las provenientes de la Quebrada de Ramón, que abastece además a otras comunas de Santiago, principalmente Las Condes.

La vocación de residencial de la comuna, sin actividad agrícola relevante, hace que el agua sea necesaria solamente para el consumo humano, sin uso de aguas de riego agrícola. La empresa Aguas Andina es la encargada del suministro de agua potable en la comuna.

Las características topográficas le confieren una cantidad importante de cursos de agua que la atraviesan, cursos naturales de quebradas, así como por cauces artificiales (canales).

Tanto las quebradas como los canales son elementos que representan potenciales peligros de inundación, especialmente en el invierno, por lo cual el Plan Regulador (PR) de La Reina cuenta con las siguientes normas al respecto.

Las quebradas están conformadas por los terrenos correspondientes al cauce y fajas adyacentes de las quebradas, delimitadas por líneas paralelas a cada uno de sus bordes, estableciendo un ancho mínimo para cada una de las quebradas. El PR permite sólo las instalaciones mínimas complementarias a las actividades al aire libre, que no impliquen concentración masiva o permanencia prolongada de personas en estos lugares.

Además de los flujos naturales, en la comuna existen los siguientes causes artificiales, todos los cuales cuentan con Asociación de Canalistas.

– Canal de Ramón
– Canal Las Perdices
– Canal El Bollo
– Canal San Carlos

Según el Plan Regulador, estos proyectos de canalización de aguas a tajo abierto o entubados, deben contar con fajas de protección a ambos costados del borde del cauce, deben tener cierros en albañilería reforzada dispuesta de soga o muros de hormigón.

Adicionalmente los canales El Bollo, Las Perdices y San Carlos son considerados Vías Parques, exigiéndose en cada uno de ellos una faja de protección de cauces de aguas en toda su extensión. En ellas sólo se permiten instalaciones mínimas complementarias a su función como actividades recreativas y de esparcimiento al aire libre.

De esta manera, el Plan Regulador Comunal de La Reina reconoce las quebradas y cauces artificiales como Áreas Restringidas para el desarrollo urbano, por cuanto no es posible utilizarlas con esos fines, al igual que una zona definida en el PR como “Amagadas por inundación”, constituida por los terrenos con edificaciones adyacentes a puntos de desbordes de cauces permanentes, con peligro de inundación por la Quebrada de Ramón, así como el área emplazada al poniente del Canal Las Perdices, que está amagada por inundación y por material que puede transportar la Quebrada de Ramón.

Considerando la importancia y potencial peligro de inundaciones de estos cursos de aguas, considerando el relieve de la comuna, es que además de las restricciones del Plan Regulador, existe una organización compuesta por el Municipio, la Dirección de Obras Hidraúlicas (MOP) y la Asociaciones de Canalistas, en la cual se ha definido a una persona como “Coordinador de Emergencias Fluviales” , encargado de coordinar a las instituciones involucradas para la mantención e intervención de los causes naturales y artificiales, promoviendo y ejecutando, entre otras cosas, las limpieza de los sumideros, la mantención de los canales, la instalación de motobombas en sectores críticos, etc. Estas medidas han permitido que en la actualidad no existan zonas de anegamiento.

Suelos


Los suelos de la comuna se caracterizan por ser mayoritariamente delgados, de texturas finas con abundante gravilla, con bajo contenido de materia orgánica y perfiles de escaso desarrollo en los que se puede identificar claramente el material parental o roca madre.

Las características se traducen en la existencia de suelos con baja capacidad de retención de humedad, lo que promueve la escorrentía superficial. Todo esto genera suelos con elevados niveles de fragilidad frente a procesos erosivos. Esta condición, sumada a los procesos históricos de remoción de la vegetación leñosa, el sobrepastoreo de la pradera natural y la existencia de altas pendientes en el territorio comunal, explica el nivel de degradación que se observa en los suelos. La existencia de un fuerte déficit hídrico también es una limitante para los procesos de recuperación de la vegetación natural.

En cuanto a las superficies y aptitud de los suelos de la comuna, predominan los tipos de suelo de clase VII – VIII, suelos típicos de medianos y altos niveles de pendientes y de zonas precordilleranas, con aptitud preferente de uso ganadero y de protección y baja aptitud agrícola.

En los sectores más bajos de la comuna se pueden encontrar suelos tipo IV – VI, que se caracterizan en general por contar con importantes limitaciones en su uso agrícola, ya que presentan cierta pendiente, son suelos delgados, y aptitud ganadera y forestal.

Desde el punto de vista ambiental, la ocupación de estos suelos por emplazamientos poblacionales, causa riegos geofísicos asociados a derrumbes. El Plan Regulador Comunal, regido por las disposiciones del Plan Regulador Metropolitano de Santiago, identifica un Área de Remoción en Masa, área ubicada fuera del límite urbano de la comuna, en una quebrada sin nombre ubicada en el área montañosa cerca del Parque Municipal, que incluye superficie ubicada en la comuna de Peñalolen. En esta área se definen como usos de suelo permitidos, sólo las actividades de forestación y esparcimiento al aire libre, con instalaciones mínimas complementarias a dichas actividades y que no impliquen concentración masiva y/o permanencia prolongada de personas. Las instalaciones no podrán alterar la topografía del suelo, como asimismo el escurrimiento natural de las aguas provenientes de esteros y quebradas.

Vegetación


Respecto a la vegetación en la comuna de La Reina es posible encontrar dos realidades en los sectores urbano y rural.

La vegetación del sector urbano se caracteriza por la existencia de áreas verdes, parques, arbolado, etc., que se describirá en la sección siguiente relacionada al Medioambiente Cultural, pues se encuentra directamente relacionada con la población comunal.

De esta manera, ahora se describirá la situación del “sector rural”, compuesto por la superficie fuera del área urbana, especialmente los sectores precordilleranos.

El Plan Maestro de Manejo para la Conservación (PMMC) del futuro Parque Precordilera de Santiago indica la siguiente descripción de la flora de la comuna.

La flora de la precordillera de Santiago está representada por 398 especies, de las cuales un 87% son nativas y un 13% exóticas. Se pudo comprobar la existencia de cinco especies catalogadas en categoría de conservación, de acuerdo con el Libro Rojo de la Flora Terrestre de Chile 4. Éstas son: Peumo (Cryptocarya alba) y Frangel (Kageneckia angustifolia); Pacul (Krameria cistoidea), Llaretilla (Laretia acaulis) y Guayacán (Porlieria chilensis).

También existen especies como: Espinifloro (Austrocactus spiniflorus) catalogada como “rara”, Cactus rojo (Eriosyce curvispina) como “vulnerable” y Cola de caballo (Equisetum giganteum) como “insuficientemente conocida”. Los ambientes que presentan mayor biodiversidad al interior del contrafuerte son aquéllos asociados a los fondos de quebrada y los ubicados entre los 1.800 y 2.500 msnm.

Debido a las restricciones ambientales del sector, los bosques sólo pueden prosperar en superficies muy limitadas, donde el balance hídrico es más favorable (fondos de quebrada, planos remanentes y laderas de exposición sur). Las escasas formaciones boscosas son muy importantes para la biodiversidad del lugar, la protección del suelo y la regulación de procesos hidrológicos (como arrastre de sedimentos y sucesos aluvionales). Las formaciones de praderas naturales están fuertemente representadas en ambientes ubicados sobre los 2.500 de altitud, y por lo tanto, no se encuentran en la comuna (2.000 metros de altura máxima).

Fauna


El Plan Maestro de Manejo para la Conservación (PMMC) del futuro Parque Precordilera de Santiago indica la siguiente descripción de la fauna silvestre existente en la comuna de La Reina, ubicada principalmente en el sector rural y zonas de quebradas.

El ambiente conformado por la precordillera de Santiago alberga una variada fauna con alrededor de 82 especies avistadas, de las cuales 60 corresponden a aves, 10 a mamíferos, 10 a reptiles y dos a anfibios. De éstas, 17 presentan problemas de conservación, entre las que se incluyen el Cóndor (Vultur gryphus), el Halcón peregrino (Falco peregrinus), el Zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus), la Vizcacha (Lagidium viscacia), algunas especies de Culebra (Philodryas chamissonis y Tachymenis chilensis), varias especies de Lagartija (Liolaemus chiliensis, L. fuscus y L. lemniscatus) y dos especies de anfibio: Sapo arriero (Alsodes nodosus) y Sapito de cuatro ojos (Pleurodema thaul).

Desde el punto de vista de la conservación, los grupos de fauna más afectados por los procesos históricos de intervención del área son mamíferos y anfibios. Para el caso de los mamíferos existen al menos seis especies de las cuales no se han encontrado evidencias recientes: guanaco (Lama guanicoe), puma (Puma concolor), güiña (Oncifelis guigna), gato montés o colocolo (Lynchailurus colocolo), chingue (Conepatus chinga) y quique (Galictis cuja). Para el caso de las aves, se cree que están extintas en el área las siguientes especies: loro tricahue (Cyanoliseus patagonus), perico cordillerano (Bolborhynchus aurifrons) y bandurria (Theristicus melanopis). De tres especies de anfibios conocidas en el contrafuerte de Santiago se encontraron dos en los trabajos de prospección: sapo arriero (Alsodes nodosus) y sapito de cuatro ojos (Pleurodema thaul). La desaparición de una tercera especie, el sapo de rulo (Bufo chilensis), antes muy abundante, puede relacionarse con la ocupación humana de los ambientes del valle central, donde se producía parte del ciclo reproductivo de este anfibio.

La fauna tiende a presentar distribuciones amplias con límites extendidos fuera del área de estudio, sin embargo, se debe señalar la existencia de algunos ambientes de especial interés para la conservación de especies de fauna en categoría de conservación. Éstos son sectores con afloramientos rocosos donde es posible encontrar poblaciones de vizcacha (Lagidium viscacia) y ambientes húmedos con presencia de anfibios. Finalmente, se debe mencionar que la degradación de los ambientes vegetacionales y la llegada de especies introducidas constituyen las principales causas de la pérdida de biodiversidad de fauna, sobre todo en los ambientes más cercanos a la ciudad. Por lo mismo, a medida que se asciende en los pisos altitudinales, los niveles de biodiversidad de fauna se han conservado, debido a la existencia de ambientes inaccesibles y menos alterados.

Área de Protección Rural Comunal


La superficie comunal generalmente se encuentra reglamentada territorialmente el sector urbano, mediante el Plan Regulador Comunal. No obstante en la Comuna de La Reina existe un ordenamiento y protección del sector rural, según se presenta a continuación.

La condición natural del sector rural de la comuna, caracterizada por la presencia de importante vegetación y fauna, y relieve significativo, le confiere un permanente peligro ecológico por fenómenos como la extracción de recursos naturales (leña, carbón, pastoreo, etc.), la presión por la expansión urbana, los incendios forestales, el mal uso recreativo y deportivo, la caza y el uso ganadero, haciéndose necesaria su protección, para lo cual el Municipio ejecuta acciones en la zona rural o precordillerana, de manera independientemente pero complementarias al Proyecto Protege.

El Plan Regulador define un Área de Preservación Ecológica definida entre el Límite Urbano, el que se emplaza en la cota 900 m.s.n.m., y las altas cumbres, cuya normativa se basa en el Plan Regulador Metropolitano de Santiago. Esta zona corresponde a aquellas áreas que deben ser mantenidas en estado natural, para asegurar y contribuir al equilibrio y calidad del medio ambiente, como asimismo preservar el patrimonio paisajístico. En esta zona no se permite división predial, con sólo el uso de suelo permitido para fines científicos, culturales, educativos, recreacionales, deportivos y turísticos, con las instalaciones y/o edificaciones mínimas e indispensables para su habilitación.

Las normas que regirán estas actividades y asimismo las de los usos complementarios a ellas como: equipamiento de seguridad, comunicaciones, salud, comercio y estacionamientos de uso público, deben ser definidas por la Secretaría Regional Ministerial Metropolitana de Vivienda y Urbanismo en cada caso, atendiendo a sus características específicas, al Estudio de Impacto Ambiental aprobado por los organismos competentes e informe favorable del Ministerio de Agricultura.

Dentro del Área de Preservación Ecológica se encuentra el Parque Municipal Mahuida, para el cual existe una ordenanza municipal destinada a resguardar la “flora y fauna”, protege la belleza del paisaje y evitar la destrucción de los suelos en la Precordillera Andina de la Provincia de Santiago impidiendo la tala de algunas especies y permitir excepcionalmente, bajo determinadas condiciones, el corte de otras variedades.

Se prohíbe la tala de Quillay (quillay saponaria) y de Guayacán o Palo Santo (porlieria chilensis). Cuando se trate de otras especies autóctonas, aisladas, tales como: Litre (lithraea cáustica), Espino (acacia caven), Maiten (maytenus boaria), Bollen o Guayo (kagenekia oblonga), Colliguay (colliguaya odorífera), entre otras, que sea imprescindible cortar para materializar algún proyecto, se deberá tener la aprobación previa y por escrito de la Dirección de Aseo, Ornato y Emergencia Municipal.

Cabe destacar en este ámbito que la fauna silvestre de esta área, así como de todas las zonas del país están protegidas para la caza, por la Ley de Pesca y Caza que prohibe la actividad ilegal y resguarda a las especies protegidas, lo cual es fiscalizado por el Servicio Agrícola Ganadero – SAG.

Áreas de Protección Urbana


Dentro de los límites urbanos también existen áreas de protección identificadas en el Plan Regulador comunal, siendo la más relevante el “Área de Protección Ecológica con Desarrollo Controlado” ubicada entre las Quebradas Paidahue y Carpay, y entre la cota 900 m.s.n.m. y cota 1.000 m.s.n.m.

En esta área se permite, entre otras cosas, solamente 1 vivienda por predio, superficie predial mínima de 10 hás., 0.50 % de porcentaje máx. de ocupación de suelo y equipamiento sólo para áreas verdes, deportes y recreación, científico y cultural.

Se encuentra definido que todo proyecto que se desarrolle en esta área, deberá cumplir con un porcentaje de arborización no inferior a un 25% de la superficie predial, con especies nativas y exóticas, de acuerdo a proyecto autorizado por el Ministerio de Agricultura. Las instalaciones y/o edificaciones, como asimismo las especies arbóreas, no podrán alterar el escurrimiento natural de aguas provenientes de esteros y quebradas. No se permitirá instalaciones o construcciones de ningún tipo en terrenos adyacentes a quebradas, a distancias inferiores a 40 mts. a cada lado de los bordes del cauce.

Adicionalmente dentro del área urbana existen áreas de protecciones asociadas a proyectos privados, como son las áreas de:

– Protección Centro Nuclear
– Resguardo Aeródromo Eulogio Sanchez
– Resguardo Acueductos
– Resguardo Líneas de Energía Eléctrica
– Resguardo de Gaseoductos

.

Parques en La Reina

.
.

Descubre parte de nuestra flora y fauna junto a  Bichologia 🙂

X